HIERONYMUS VAN AECKEN "EL BOSCO"

Detalle de "Cristo en el Limbo"
Uno de los artistas más bizarros de la edad media se llamó Hieronymus van Aecken, más conocido como “El Bosco”. Pintor neerlandés considerado como el primer surrealista de la historia... curiosamente, sin serlo.

La corriente pictórica que desarrolló el Bosco para sus obras fue el “Estilo Flamenco”, caracterizado por ser muy detallista y bastante tétrico por si mismo, cosa que éste aprovechó para retorcer y moldear a su (bizarro) antojo. Pero a pesar de que los cuadros del Bosco están repletos de seres fantásticos escenarios irreales, sus obras no evocan temáticas oníricas como generalmente acostumbra y dicta el surrealismo, este personaje no soñaba con las imágenes de sus cuadros, ni alucinaba con ellas por el uso de drogas como se dijera alguna vez, sino que mas bien eran interpretaciones muy creativas del discurso eclesiástico de su época (finales del siglo XV), donde la Iglesia católica aprovechando la ignorancia de los tiempos que corrían  (y corren, pareciera) adoctrino a la sociedad bajo un discurso que afirmaba la existencia de un cielo e infierno como lugares físicamente reales, recompensa o castigo tangible después de la muerte. El Bosco representaba estos "castigos y recompensas " en escenarios tan mágicos como caóticos y tan bellos como macabros, siempre acompañados de una innumerable cantidad de metáforas y simbologías, algunas aún sin descifrar.

Tríptico "El Jardín de las Delicias"



"La Muerte y la Miseria
El Bosco tuvo la suerte de nacer en una familia acomodada, cosa que le permitió desligarse de los trabajos por encargo tan típicos de la época, para dedicarse a sus cuadros con una libertad creativa  impresionante. Esto sin duda queda al descubierto al apreciar su fascinación por pintar seres grotescos en escenarios caóticos y aparentemente desordenados (pero que sin embargo gozan de un equilibrio visual magistral), como una metafórica forma de representar los vicios y corrupción de la sociedad medieval. Como  podemos apreciar, también impregnaba sus obras con una fuerte  critica social, cosa casi insolente para su época.


Los 7 pecados capitales







Detalle del lado derecho de "El Jardín de las Delicias", considerada como una de las mayor influencia para lo que posteriormente se conocería como surrealismo.
Detalle del infierno en "El Carro de Heno"
"La Barca de los Locos"

"Cristo con la Cruz a Cuestas" (nótese el trabajo de rostros)

Detalle de "El Juicio Final"
"Cristo en el Limbo"


Detalle de "Cristo en el Limbo"

Detalle de la representación del infierno en "El Jardín de las Delicias"


3 comentarios:

  1. Una pequeña aclaración.La palabra bizarro no tiene la acepción que le das en tu artículo. En castellano hace alusión a un porte erguido, gallardía. En francés e inglés la palabra "bizarre" quiere decir extraño o extravagante. Es como suponer que las palabras éxito del español y exit (salida) del inglés aluden a los mismo siendo que significan dos cosas totalmente distintas

    ResponderEliminar
  2. Una persona aprende algo y quiere decirle a todos que lo sabe, aunque sea una nimiedad empañará el trabajo de otra persona para el reconocimiento propio. Saber estar, humildad y respeto a los demás. Hay tiempo y lugar para todo

    ResponderEliminar
  3. Digas lo que digas, chicha tiene toda la razón, y esa nimiedad que tu dices a mi me ha confundido y agradezco la aclaración.

    ResponderEliminar