HIERONYMUS VAN AECKEN "EL BOSCO"

Detalle de "Cristo en el Limbo"
Uno de los artistas más bizarros de la edad media se llamó Hieronymus van Aecken, más conocido como “El Bosco”. Pintor neerlandés considerado como el primer surrealista de la historia... curiosamente, sin serlo.

La corriente pictórica que desarrolló el Bosco para sus obras fue el “Estilo Flamenco”, caracterizado por ser muy detallista y bastante tétrico por si mismo, cosa que éste aprovechó para retorcer y moldear a su (bizarro) antojo. Pero a pesar de que los cuadros del Bosco están repletos de seres fantásticos escenarios irreales, sus obras no evocan temáticas oníricas como generalmente acostumbra y dicta el surrealismo, este personaje no soñaba con las imágenes de sus cuadros, ni alucinaba con ellas por el uso de drogas como se dijera alguna vez, sino que mas bien eran interpretaciones muy creativas del discurso eclesiástico de su época (finales del siglo XV), donde la Iglesia católica aprovechando la ignorancia de los tiempos que corrían  (y corren, pareciera) adoctrino a la sociedad bajo un discurso que afirmaba la existencia de un cielo e infierno como lugares físicamente reales, recompensa o castigo tangible después de la muerte. El Bosco representaba estos "castigos y recompensas " en escenarios tan mágicos como caóticos y tan bellos como macabros, siempre acompañados de una innumerable cantidad de metáforas y simbologías, algunas aún sin descifrar.

Danger: Diabolik (1967)

Imagina a un James Bond trabajando para sus intereses, ambientado en los sesentas al mas puro estilo de batman con una ciudad llena de dinero joyas y bellas chicas … esto es Diabolik




La primera vez que vi Danger: Diabolik sentí eso que todos los asiduos al cine buscan, algo tan simple como encontrar un pequeño tesoro, una película que agregas casi automáticamente a tu lista personal de clásicos. Al comenzar a verla notas que esto ya no se trata de alguna cinta simplemente buena, o de culto, no! Esto va mas allá, todo esto resumido en una palabra: ESTILO!